Mostrando entradas con la etiqueta odio. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta odio. Mostrar todas las entradas

Sentimental


Cuando le cuentas tu vida sentimental a tu gato


 


Dicen que del amor al odio solo hay un paso; del amor al dolor, la distancia es todavía más corta, a veces inexistente. Alfonso Casas hace de tripas corazón y transita por ese abismo en el que todos hemos caído alguna vez, y desde el que afloran la tristeza, la rabia y la nostalgiaTiernas a la par que algo canallas, con una sensibilidad muy particular y también grandes dosis de ironía, las ilustraciones y los textos de Se(nti)mental nos hablan de corazones hechos añicos que ahora sufren pero que a buen seguro, quizá tras la última página de este libro, se recompondrán.

El día que se perdió la cordura

Disponible en Amazon.es , Amazon.com , para otros países aquí


El día que se perdió la cordura, Javier Castillo

El día que se perdió la cordura, Casa del Libro,

Amor, odio, destino, extrañas prácticas, intriga y acción trepidante inundan las páginas de una novela que se ha convertido en todo un fenómeno editorial antes de su publicación en papel.

«A veces el destino nos pone a prueba para que sepamos que existe».

Centro de Boston, 24 de diciembre, un hombre camina desnudo con la cabeza decapitada de una joven. El doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la ciudad, y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI, se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas, su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en el misterioso pueblo de Salt Lake diecisiete años atrás.

Con un estilo ágil lleno de referencias literarias -García Márquez, Auster, Orwell o Stephen King- e imágenes impactantes, Javier Castillo construye un thriller romántico narrado a tres tiempos que explora los límites del ser humano y rompe los esquemas del género de suspense.

Los lectores han dicho:

«Enhorabuena a Javier Castillo, un buen descubrimiento, un thriller muy bien llevado, con personajes muy dispares que se van entremezclando de forma poco predictiva. Podría salir una muy buena película de suspense».